Piérdete…

Cuando hablamos de perder siempre lo asociamos a algo negativo. Perdemos tanto a lo largo de nuestra vida que siempre situamos la pérdida como algo doloroso. Desde algo tan intenso, como puede ser perder un ser querido, un amor o la pérdida de una amistad hasta algo tan cotidiano, como puede ser perder unas llaves o el móvil.

Pero también se puede perder la noción del tiempo cuando estás feliz, perder la cabeza por amor (como decía el bolero), perderse en un paraje paradisíaco… perderse pero para bien!

Toda esta reflexión que hago de antemano, es porque últimamente me siento perdida, pero aunque aún te suene extraño, a pesar de todo lo que te he expuesto anteriormente, me siento perdida para bien. Subida en una auténtica montaña rusa de cambios y emociones que hace que mi vida sea una auténtica aventura. Una montaña rusa a la que yo, por mi bien personal, elegí subirme. Y sinceramente, no creo que haya nada más satisfactorio en esta vida, que poder tomar tus propias decisiones.

Y es que cuando comienzas a tomar decisiones importantes en tu vida, en muchas ocasiones es inevitable que te pierdas, pero eso sí,  con un matiz de cambio y aventura irreverente, realmente positivo. Con la misma sensación que te deja una ola que te envuelve de repente y te da un revolcón. Un revolcón que no te deja tiempo para pensar, y que sólo te permite dejarte llevar. Pero tras el revolcón viene la inexplicable pero renovadora “resaca de la ola“, con esa maravillosa sensación de estar volviendo a nacer.

Es cierto que tomar decisiones no es fácil, porque en la mayoría de las ocasiones una parte de tu corazón y de tu conciencia se dividen, pero es en ese momento cuando tienes que preguntarte que es lo que realmente quieres y con esa respuesta, decidir. Y tener la clara sensación, de que tras las tormentas emocionales y de conciencia que se nos plantean en la vida, se renace y se comienza a vivir en auténtica libertad.

Porque con los años y los daños he aprendido que esta es la vida. Una verdadera montaña rusa, un cúmulo de instantes que lo revuelven todo, pero que también si uno quiere, un cúmulo de decisiones que lo reviven todo!

¿Nos perdemos…?

Anuncios

4 pensamientos en “Piérdete…

  1. Me fascinó y tienes razón cuando uno se pierde no siempre es por algo negativo, sino positivo. Como meditar, perderte por un camino y encontrar cosas fascinantes y estar enamorado perdidamente. Estos son escasos ejemplos comparado al perderse en la toma de decisiones. Muy bueno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s