Parte del viaje…

Es curioso, como con los años, las predicciones de nuestros padres se van haciendo realidad. Tanto, que en ocasiones no sabes si te trajo a este mundo tu madre o Esperanza Gracia! Pero bueno, bromas aparte, reconozcamos que es cierto que la edad es un grado, pero qué rabia nos da a los hijos ese dichoso grado!

Y si hay algo en lo que más he ido comprobando el famoso grado de nuestros padres a lo largo de los años, es en eso que me decían siempre de “amigos en esta vida, los cuentas con los dedos de una mano y te sobran dedos!” y qué gran verdad!

De esas verdades que te golpean el corazón y el alma, porque a alguien que consideras amigo de verdad, no se le quiere sólo con el corazón, se le quiere con el alma. Porque los amigos, son esa familia que eliges, que no te imponen y que tú, en tu feliz ignorancia admiras!

Pero claro, tu criterio de elección no tiene porqué ser igual que el de tu amigo, por lo que ese amigo no tiene porqué tener el mismo concepto de amistad que tienes tú… y cuando esos dos conceptos de amistad  empiezan a darse cuenta de que no coinciden, es cuando comienzan a perderse.

Y es que cuando pierdes un amigo y creo que eso lo hemos vivido todos, una parte de tu alma se queda vacía y desconsolada, porque aunque con el tiempo lo superas, como se superan casi todas las decepciones en esta vida, siempre te queda ese sabor agridulce de lo que fue y no volverá a ser.

Lo que me hace llegar a la conclusión de que quizás, sólo quizás, tengamos la tendencia a idealizar a las personas que queremos y a las relaciones que creamos con ellas. Generándonos así unas espectativas que evidemente, con el paso del tiempo y de muchas circunstancias, se rompen en pedazos.

Quizás por ello, el secreto estaría en disfrutar más del viaje de la vida, de cada una de sus estaciones y de todos y cada uno de los pasajeros que conocemos en ellas! Sin darle tanta importancia a que no continúen el viaje con nosotros, porque mientras han llegado a su destino, te habrán regalado tantas sensaciones y momentos únicos, que sería injusto no apreciarlo!

tren amistad

A los que siguen en el viaje de mi vida… ¡nos queda mucho por sonreír!
A los que bajaron en su estación… ¡mucha suerte y sean felices!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s