Y te reconoces…

Cuando te enamoras después de los 30 y te rompen el corazón, las heridas se convierten en crónicas, y a veces es casi inevitable. Y qué complicado volver a enamorarse, pero sobre todo, olvidar!

10296991_10203742940473457_7739857104306472604_n

Sé de sobra que se puede pasar página, perdonar… pero y olvidar?

Se nos queda esa extraña sensación de lástima y de tiempo perdido que en muchas ocasiones, cuando te engañan, nos cuesta tanto describir. Aunque sinceramente para mi, lo más difícil sea perdonarnos a nosotros mismos, por no saber ver el engaño a tiempo.

De repente la vida da vueltas y te hace reencontrarte con ese sentimiento muerto, con esa sonrisa que te hizo feliz pero que te engañó, te traicionó. Y te vuelve a rondar esa sensación de imbecilidad que tanto odias, esa que te hizo perdonar sin tan siquiera esperar una explicación.

Hasta que te reconoces

Te reconoces como una persona que sobrevivió a la traición de esa sonrisa que te dio vida.
Te reconoces como una persona que curó sus heridas a base de sonrisas.
Te reconoces como una persona fuerte por haber sobrevivido a ello.

Con conciencia y corazón tranquilos, ellos siguieron sus principios y latidos.

Y lo mejor de todo, que tras las vueltas de la vida y los reencuentros inesperados,
te reconoces orgullosa de ti misma, satisfecha,
pero sobre todo… feliz!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s